Colonia Colobopsis truncatus (I)

Colonia Colobopsis truncatus: primer hogar inesperado

Esta colonia la encontró en amigo en julio en una agalla y me la envió a medio abrir, metida en un bote de yogur, sin saber exactamente el tamaño que podía tener.

Colobopsis truncatus en agalla

Colobopsis truncatus en agalla (julio 2018)

Más o menos se veían algunas larvas y algunas hormigas, aunque no parecía haber mucho movimiento en el interior de la agalla. Tenía pinta de ser una colonia pequeña, de unos 10 individuos a lo mejor.

Como me iba fuera unos días de vacaciones, opté por dejar la agalla tal cual metida en una pequeña caja de forrajeo forrada con gomaeva y conectado a un hormiguerillo pequeño por si optaban por mudarse, aunque suponía que se quedarían dentro de la agalla. Les dejé algo de comida y agua en gel para que estuvieran bien durante mi ausencia.

Colobopsis truncatus. Caja de forrajeo + hormiguero

Colobopsis truncatus. Caja de forrajeo + hormiguero

Mi sorpresa llegó cuando volví de las vacaciones. El hormiguero seguía vacío, pero lo sorprendente es que la agalla también estaba totalmente vacía. Podía ser que se hubieran metido por cavidades más interiores, así que la cogí y miré bien pero nada. Allí no habia nadie. Y la caja de forrajeo y hormiguero no tenían posibles sitios por los que pudieran haber escapado. ¿¿Dónde estaban??

Fijándome un poco mejor en la caja de forrajeo vi que había un pequeño agujero redondo en la gomaeva.

Colobopsis truncatus. Agujero en gomaeva

Colobopsis truncatus. Agujero en gomaeva

Así que ahí estaban. Habían conseguido taladrar la gomaeva y meterse por debajo. Cogí la caja de forrajeo y la levanté para mirar y no podía creerme lo que vi. Toda la colonia se había instalado en el espacio entre el suelo de la caja y la gomaeva. Y era una colonia mucho más grande de lo que había imaginado, tal vez entre 40-50 miembros:

Colonia Colobopsis truncatus en caja de forrajeo

Colonia Colobopsis truncatus en caja de forrajeo

Colonia Colobopsis truncatus en caja de forrajeo

Colonia Colobopsis truncatus en caja de forrajeo

Así que ese fue su primer e inesperado hogar. Toda la colonia instalada en el entresuelo de una caja de forrajeo. Al menos ahí estaban bien y podía alimentarlas dejándoles un bebedero y comida en la parte de arriba de la gomaeva, pero me daba miedo aplastarlas sin querer al apoyar el bebedero o las bandejas de alimentación. Tenía que encontrarles otro hogar.

 

5 (100%) 1 vote
Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *